Resultado de imagen de inmigrantes

La Comisión Europea ha propuesto este jueves que los países de la UE puedan enviar de vuelta a Grecia a todos los solicitantes de asilo que entren a través de este país a partir del 15 de marzo de 2017, a la vista de los progresos griegos en el funcionamiento del sistema de asilo. La medida pretende restaurar las políticas migratorias que estaban en vigor antes de que la llegada masiva de refugiados colapsara el sistema el pasado año.

El comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, ha presentado la propuesta en una rueda de prensa en Bruselas. La Comisión, ha dicho, quiere recuperar el "funcionamiento normal" del Reglamento de Dublín, que impone a las personas solicitantes de asilo presentar su solicitud en el primer país de la Unión al que accedan. Este sistema deja a los países fronterizos en una situación de mayor vulnerabilidad mayor frente a los estados del interior de la UE. Y, de hecho, colapsó en 2015, cuando Grecia, la principal puerta de entrada a Europa, recibió a más de un millón de migrantes y refugiados.

Incapaz de hacer frente a esa ola de refugiados, Grecia permitió que muchos de ellos siguieran su recorrido hasta Alemania y otros estados del norte de Europa, desafiando las reglas comunitarias. Eso llevó a los países de tránsito a cerrar sus fronteras, dejando a cientos de miles de personas atrapadas en el país heleno.

Bruselas considera ahora, sin embargo, que Grecia ha hecho "avances significativos" en la tramitación de las solicitudes de asilo y propone una "recuperación significativa" de las normas. Los retornos a Grecia se producirán a partir del 15 de marzo próximo, "solo en condiciones precisas" y para "algunas categorías de inmigrantes".

Avramopoulos ha admitido, no obstante, que Grecia sigue sufriendo una alta presión migratoria y que persisten algunas deficiencias en su sistema de asilo.

"La CE no propone que Grecia asuma una carga suplementaria, esto sería irresponsable, sobre todo con la presión que soporta el país", ha dicho el comisario.

Precisamente para no imponer una carga adicional a Grecia, la CE propone que la reanudación de los traslados no se aplique con carácter retroactivo y solo afecte a los solicitantes de asilo que entren de forma irregular en Grecia a partir de mediados de marzo o respecto de los cuales Grecia sea responsable a partir de esa misma fecha, según la normativa vigente.