La Comisión Europea quiere que todos los países de la UE tengan salario mínimo

La Comisión Europea (CE) pretende que todos los países de la Unión Europea, empezando por la zona euro, dispongan de un salario mínimo, según ha anunciado el presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker.

"Todos los Estados miembros, empezando por la eurozona, necesitan establecer un salario mínimo que no dependa del trabajo concreto", declaró el presidente de la CE, aclarando posteriormente que no se refiere al mismo salario mínimo para todos los países sino que es "algo que cada legislación nacional debe establecer".

En la zona euro no disponen de salario mínimo fijado por ley Italia, Chipre, Austria y Finlandia, a los que se suman Dinamarca y Suecia, Estados miembros de la UE pero no de la eurozona que tampoco garantizan ese derecho.

"A veces las pymes temen la imposición de este tipo de medidas a nivel internacional, pero es una cuestión de igualdad y de competitividad", aseguró el presidente de la Comisión durante su intervención en la conferencia sobre el Pilar Europeo de Derechos Sociales, iniciativa para aplicar los valores europeos al sector del empleo propuesta por el propio Juncker en septiembre de 2015.

En ese mismo foro, Juncker adelantó otras de las claves sobre derechos sociales que la CE espera proponer oficialmente en la primavera de 2017 y sobre las que hoy debatieron en Bruselas ministros de países miembros de la UE, comisarios europeos y agentes sociales.

"Sabemos que mucha gente querría que el Pilar cubra a todos los Estados miembros, y yo estoy de acuerdo, pero no inmediatamente", señaló Juncker, quien agregó que consideraba "mejor y más realista" limitar inicialmente la acción de la iniciativa a los países que comparten la moneda única.

El presidente del Ejecutivo comunitario indicó que la inclusión de todos los países europeos bajo el Pilar es una cuestión que se podrá abordar "a medio o largo plazo".